Buscar por TAGS:

RECENT POSTS: 

FOLLOW ME:

  • Facebook Clean Grey
  • Twitter Clean Grey
  • Instagram Clean Grey
  • VALENTINA MONTOYA ROBLEDO

“Cálmate que no es para tanto”

Me contengo por meses, por días o por minutos. Me quedo callada y reflexiono con cuidado sobre mis acciones, mis aciertos y desaciertos, mis responsabilidades y mis culpas. No es nuevo para mí, me han enseñado y a muchas de las que me rodean a ser auto reflexivas y eso es ganancia. Pero también nos han enseñado que la culpa es nuestra, por exageradas, por gritonas, por ser demasiado sentimentales, demasiado emocionales, demasiado curiosas, demasiado combativas, demasiado mostronas. Incluso culpan a la niña de 10 años de Sutamarchán violada por un funcionario del ICBF. Seríamos “mejores” si no alborotáramos avisperos, aunque ese día dirían que somos unas pendejas. En fin, nunca es suficiente.

Me aterra pensar que ni la Doctora Ford pudo. Ella, la mujer “perfecta”, la educada, blanca, “de buena familia”, con su tono de voz suave, pausado y tranquilo, pidiendo las disculpas que muchas nos pasamos pidiendo por culpas que no tenemos, fue tildada de mil formas despectivas por haberse atrevido a hablar sobre la violencia sexual que sufrió del que sería nombrado magistrado de la Corte Suprema de Estados Unidos. Si ella no pudo, ¿qué nos queda al resto?

Luego ganan los Trumps y los Bolsonaros, los Gerlein, el violador de Claudia Morales, elección tras elección, como si nada pasara. Mientras tanto seguimos pendientes de reformas legales que obligan a que la mujer maltratada tenga que conciliar con sus maltratadores, sentarse a conversar con sus abusadores. Cuando alguien pone el grito en el cielo con un #metoo, con un #blacklivesmatter, cuando una mujer alza su voz en el Congreso o se sale de una situación de abuso, eso sí es grave. “Cálmate, por Dios caaaalmatteeee” nos dicen torciendo los ojos hombres y mujeres.

El mundo se cae a pedazos, perdemos progresivamente lo que tanto esfuerzo nos ha costado ganarnos, “pero tranquilas, no es para tanto” nos advierten. Me pregunto si de verdad no es para tanto. ¿Nos quedamos cruzadas de brazos y sonrientes ante estas pérdidas políticas que afectan las decisiones hasta sobre nuestros propios cuerpos? ¿Nos sentamos a conversar tranquilamente con nuestros opresores y abusadores simplemente porque es una cuestión de percepciones, de visiones de la vida? Me río: “Ah! es que mi marido me pega porque el tiene la percepción de que eso es lo correcto y yo tengo la percepción de que no lo es, me voy a sentar a discutirlo abiertamente con él a ver cuándo se le va la mano y me mata”.

Nos cuesta poner límites, decir que no. Nos han enseñado por siglos que como mujeres primero está el cuidado del otro. Hay que ser compasivas, empáticas, todo el tiempo, con nuestro cuerpo y nuestra voz. Incluso aunque eso nos lleve a pasar por encima de nosotras mismas. Pero lentamente también hemos ido aprendiendo que no es así, que primero somos nosotras. Que merecemos respeto, cariño, consideración, cuidado. Que tenemos derecho a ocupar espacio físico, político, social.

Bienvenidos los silencios escogidos, abajo esos silencios impuestos por quienes tienen miedo de oír nuestras voces fuertes y sabias, por quienes sienten pena ajena de quienes hablamos desde el corazón y no nos ajustamos a la supuesta calma que nos quieren imponer. No es tiempo de quedarnos calladas. Es tiempo de decir en nuestras relaciones, en nuestro trabajo, en nuestros colegios y universidades, en conversaciones públicas y privadas cuando algo es injusto, erróneo, abusivo, violento, dañino, desigual... Hoy, en medio de una crisis institucional en el mundo, en la que los extremos dictatoriales parecen satisfacer las aspiraciones de millones que no se atreven a pensar diferente y a reconocer el espacio que nos hemos ganado a pulso, es hora de alzar nuestras voces con convicción: #EleNão, #CorteNoLimiteElAborto, #IBelieveHer, y #HablemosDeLasNiñas.

© 2023 by Closet Confidential. Proudly created with Wix.com

  • b-facebook
  • Twitter Round
  • Instagram Black Round
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now